Never Rarely Sometimes Always

Título: Never Rarely Sometimes Always
Formato: Largometraje
Director: Eliza Hittman
Año: 
Duración: 101'
Puntuación:
Subgénero:
Distribución: Apple TV+ / Google Play

Esta pequeña joya del cine independiente que condensa en algo más de una hora, un poderoso tratado sobre la amistad y un verdadero ejemplo de empatía en tiempos de zozobra y angustia.

 

En Never rarely some times always se nos adentra en el mundo contradictorio y lleno de tropiezos y de difíciles decisiones de Autumn (Sidney Flanigan) , una adolescente de un pueblo rural de Pennsylvania que debe plantar cara a sus errores en un escenario en el que parece haberse quedado sola.

 

La directora Eliza Hittman abandona cualquier tipo de posicionamiento ideológico sobre la polémica que desata el tema del aborto para presentarnos de una manera naturalista los lados positivos y negativos del asunto; enfocándose mas bien en la situación y suerte de su protagonista, en el efecto en quienes la rodean y en el viaje moral, mental y físico que experimenta.

 

Su película no es un manifesto político al uso ni en pro ni en contra, como sí, una valiosa aproximación estética que cuenta con la sensibilidad y detalle suficientes para entregar un equivalente dramático que nunca olvida el factor humano. El trabajo de Hittman está al servicio de revelarle al espectador sus personajes a través de un temperamento que va cambiando con

el mismo clima de los espacios y los lugares que recorren -bellamente capturados por cierto también por su lente - y cómo éste emerge en el comportamiento, las palabras y las expresiones de los actores en cada una de las secuencias.

 

Esta particular fuerza emocional hecha cine es sin duda lo mejor de "Nunca rara vez, a veces siempre" una obra recomendada para todos aquellos que esten dispuestos sinceramente a ponerse en el lugar del otro.

 

  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco