Janak Jhankar Narzary

India

Janak vive y trabaja en Santíniketan, la cuna cultural de Rabinda Nath Tagore, el famoso premio Nobel Indio. Para llegar hasta esa población desde el aeropuerto de DumDum de Calcuta, hay que subirse a un tren en la terminal de Howrah hacía Bolpur, con un recorrido de casi tres horas.Hacer ese trayecto en un tren en la India, es una experiencia única.

Lo que uno ve a través de las ventanillas del vagón de pasajeros es increíble, de otro mundo, el paisaje geográfico y la condición humana, impacta. En el aeropuerto me estaba esperando este hombre nacido en Kokrajhar, en la provincia de Assan, en el límite con la frontera con Bhután, en compañía de su amigo Mr, Deben Dewan, un reconocido pintor que tuvo la amabilidad de hacernos de guía en la complicada y nada cuadriculada ciudad de Kolkata, como la llaman ellos. Ya en el remanso de su casa, que Janak construyó con sus propias manos como si fuera una escultura más, le hago la primera pregunta sentados cómodamente en unas reposeras, en la galería, mientras una música de citara llena el aire como si fuera un infinito pentagrama en blanco: 

 

Janak,¿cuándo fue que te encontraste con el acero y lo comenzaste a usa como un medio de expresión de tu arte escultórico? 

 

Cuando era estudiante en la escuela de arte realicé una pieza que aún conservo, era una serie de torsos elaborados en acero.Ésa fue mi primera pieza, a pesar de que aquí en India, el acero es muy caro y no es fácil conseguirlo. Por aquella época junté algo de chatarra y , bueno, hice esa pieza, que es una especie de ‘‘torsos danzantes’’ de mujeres.Fue en 1972, a partir de allí me interesó mucho el trabajo en acero. 

 

¿De dónde crees que viene tu talento?

 

Bueno, mi facilidad de trabajar con las manos proviene de mi origen de campesino. Mi padre es un campesino que aún el día de hoy trabaja la tierra, así que desde muy chico supe manejar las herramientas que se utilizan para abrir la tierra, para sembrar. Mi vida en esa época fue muy pero muy dura, y tuve que fábricas muchas herramientas. Es en ese período que me di cuenta que era muy bueno para la manualidad. 

 

¿En tu familia había algún artista?

 

Bueno, que yo recuerde, sólo mi hermano que es pintor y también tiene una gran visión como fotógrafo. 

 

¿Y tu padre?¿Tus abuelos?

 

Sí, creo que por la rama de mi madre viene todo, ya que pude ver cuando era chico, cómo algunos tíos fabricaban helicópteros de madera y los colgaban en los árboles, también aviones.No sólo en los árboles, sino también debajo de los techos de nuestras casa. Eran una especie de móviles, se veían muy bellos. Debo decirte que también canto muy bien, tengo inclinación hacia esa disciplina. Hice mucho teatro en mi adolescencia y escribí algunas piezas en mi lengua natal. Cuando llegué a esta zona, nunca me imaginé que yo sería un escultor, yo pensaba… es más, llegue con la idea de hacer carrera como pintor, pero conocí a mi profesor de escultura, Mr. Ramkinkar Baij, y pude ver su trabajo y su personalidad me impresionó. Era una persona  muy honesta, muysimple, infinitamente humilde y trabajando con él me surgió una fuerza tremenda desde mi interior, que me llevó a la escultura. A partir de allí, definitivamente entré dentro del mundo de la escultura. Ese profesor fue la bisagra, el que me abrió hacia la tridimensionalidad.

 

¿Cuál es tu herramienta preferida, la que te llevarías a la otra vida?

 

Creo que la guadaña (ríe). 

 

¿La guadaña?

 

Sí, me voy a llevar una guadaña a la otra vida y con ella voy a hacer escultura con la naturaleza (ríe). Pero, bueno, sí, fuera de broma, mi herramienta preferida es el pulidor, también el martillo neumático, que no se usa para el acero, pero bien sabes que también esculpo piedra, pero en este caso sí, para el acero, probablemente el pulidor. 

 

¿Tienes algún tipo de ayuda de las empresas del acero en la India?

 

No, todo lo hago desde mi soledad como artista, ni Tata, ni Mittal, más se han acercado a mí, a pesar de que yo soy uno de los pocos artistas de la India que sale a llevar el nombre del país por el mundo a simposios en Tailandia, Canadá, México y muchos países más.Claro , me gustaría toma contacto con ellos, definitivamente. 

 

¿Qué piensas de esta propuesta de la Fundación Villacero de invitar a 50 artistas de diferentes partes del mundo a exponer en Monterrey?

 

Es una oportunidad muy grande para mí en lo particular, para exponer mi obra, para que se conozca mi trabajo. Pienso que estar muy feliz de ver todas estas personas importantes de la cultura latinoamericana apreciar mis esculturas.

 

Por supuesto, aparte de que las tuyas están entre las más grandes. 

 

Sí, me gusta hacer esculturas que tengas sustancia, de buen tamaño, para que ocupen un lugar dentro del entorno y puedan ser apreciadas en toda su magnitud. Me gusta hacerlas de buen tamaño, porque creo en la presencia de la obra, ya que para el observador la obra de formato grande se aprecia mejor.La medida en este caso es un factor importante. Es mi opinión personal, ya que creo que la escultura no debe ser un elemento decorativo para una casa, debe tener presencia e integrarse al entorno, formar parte del espacio. 

 

¿Tienes hijos?

 

Sí, tengo un solo hijo que tiene una maestría en Física y ahora está estudiando Historia del Arte. Se han metamorfoseado en pintor, sí, en artista. Su nombre es Rishav Gandhar , ya que tiene en su haber, más de once exposiciones. Tenía que salir artista ya que mi esposa también es escultora, nos conocimos en la escuela de arte. Mi hijo nació rodeado de arte y no sólo de eso, sino que escuchando desde muy chico hablar de arte todo el tiempo, así que , bueno, el resultado hoy es éste. Creo que es un buen artista. Dio un giro tremendo, de la ciencia a las artes, pero si tú ves su obra, en sus cuadro aplica bastante la física. 

 

Estamos sentados aquí dentro de una escultura que es tu casa y me impresionó el hecho de que hayas dicho que tú la construiste con tus manos. ¿Cuánto tiempo te tardaste en construirla? 

 

Tres años.Me tardé tres años en construirla pero bueno, hice lo que pude, en realidad tenía mucho más diseño del que ves, Mac, pero me alcanzó solamente para la mitad del sueño, ya que estaba limitado económicamente y , bueno, minimicé bastante. 

 

¿Cuál es desde tu punto de vista aquí en India, la situación de los artistas que trabajan el acero? 

 

Somos muy pocos los que trabajamos el acero sinceramente, por que en India la escultura en acero no tiene mercad y parte de que es muy cara su elaboración. Creo que deberíamos tener más escultores que trabajen el acero, para popularizar más el medio y así generar una demanda en el mercado del arte. Una vez intenté hacer un simposio en acero y contacté a la empresa Jindal, les gustó mucho la idea, pero aún estoy esperando la llamada que me prometieron para materializarla (ríe).  

 

¿Leí por ahí que estudiaste filosofía?¿Cómo es eso de que un hijo de campesino estudie filosofía?

 

¡Ja, ja, ja…! Sí, estudié filosofía también, Vedic Philosophy.Me encontré con ella a través de los discursos filosóficos que tenía con mis amigos por aquellas épocas. Tenía mucha curiosidad por la vida y la filosofía me ayudó de cierta manera a comprenderla. La Vedic Philosophy es anterior al budismo. 

 

Sé que eres profesor en la Universidad. ¿En qué escuela?

 

Soy profesor de la escuela Mala Bhavan de Fine Arts de la Universidad Vista Bharat, aquí en Santiniketan.

 

¿Quién fue tu ídolo cuando empezaste con la escultura?

 

Definitivamente Brancussi. Lo descubrí cuando estaba en la escuela y para mi maestría hice un trabajo sobre él, bajo la temática de la transformación del espacio en escultura. 

 

¿Por qué escogiste Santiniketan para estudiar y trabajar?

 

Aquí siento mucha libertas, creo que es fundamental para crear, la tranquilidad, la paz…Cuando el entorno genera mucho ruido y movimiento no puedo crear.Aquí tenía su casa Tagore, fue un inspirador en este lugar y hubo otros grandes, los que fundaron la Universidad, pintores como Nandalal Bose y Bípode Behari Mukherjee. Creo que Saintiniketan es el lugar ideal para crear y me siento muy afortunado de estar aquí. 

 

¿Nos vemos en México,Janak?

 

Fíjate que México ha sido siempre un país importante en mi vida, he leído mucho sobre él y siempre lo he visitado con mucho interese cuando asisto a simposios.Me parece maravilloso regresar y que lo haga con un aporte, con mi presencia en ésta prestigiosa exposición y agradezco mucho a la Fundación Villacero que me hayan invitado y a ti por haber tenido la diferencia de venir hasta aquí, hasta mi pueblo y compartir, dentro de unos momentos, la comida india conmigo con mi familia.Mi esposa Ratna ha cocinado para ti y sí, bueno, nos vemos en México después de comer, Mac. ¡Ja, ja, ja…!

  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco