Run the Jewels 3

RUN THE JEWELS / RUN THE JEWELS 3 / Mass Appeal / RED Music Solutions / 52´/ ****

Track NameArtist Name
00:00 / 01:04

Run the Jewels 3 (2017): La sofisticada violencia del hip-hop para un sistema decadente

El cambio de mando en la casa blanca puso a algunos americanos a llorar lagrimas de sangre: el colapso emocional y el dolor menstrual que algunas M. Streep aún no superan, reemplazó la celebración anticipada con Bon Jovi, Metallica y Lady Gaga que tenían preparada los demócratas. La aplastante derrota en las urnas, ante los ojos del mundo progresista, los dejó maltrechos. Sobre todo después de enterarse de que las noticias y las encuestas de CNN, ABC o NBC y todo lo que leían en Fakebook sobre la inminente victoria de la corrupta y venenosa Hillary, eran , como mucho de su opinión “bien informada”, otra farsa Orwelliana. Farsa en la que se supone ellos nunca caerían porque no le creen nada al sistema, pero el problema aquí, es que estos sectores liberales, plagados de muchos Millenials, Welfareros, una horda de artistas, ahora guerreros de la justicia social, muchas negritudes y algunos ilegales y criminales acomodados -que otorgaron números altos a la Clinton en estados como California, Oregon o la todavía ciudad santuario NYC- SON y FUERON hasta el 21 de enero de este año gran parte del sistema. 

 

El mejor Hip-Hop siempre es esencialmente político e innovador, y cuando se gesta en la marginalidad, encuentra a los villanos, el clima moral adecuado y se atreve formalmente, la calidad del producto, como ocurre con este Run the Jewels 3, está garantizada. El dúo conformado desde el 2013 por el productor El-P y el rapero Killer Mike, no decepciona en esta tercera entrega, y es que a pesar de su simpatía incauta por viejitos rojos como Bernie Sanders, han gestado otro gran LP en el que, como en sus trabajos anteriores, los beats industriales/electrónicos y los ingeniosos arreglos, chocan con las rimas que ambos escupen como balazos. 

Los momentos estelares los encontramos en cortes como “Hey Kids (Buyame)” acompañados por el agudo registro del fumeta Danny Brown, la nihilista y perfumada por Kamasi Washington “Thursday in the Danger Room” ó la introductoria y Trip-hop “Down”, tema en la que ya se lanzan suficientes advertencias sobre el futuro de la causa de ese “Black Lives Matter” que no trata de crear justicia e igualdad de oportunidades ante el aparato judicial y educativo para los negros, sino que solo quiere mantenerlos en guetos: rodeados de gángsters, pandillas, armas, prostitución, drogas y últimamente, de encumbrarlos como promotores del bullying cibernético: “You're gonna need a bigger boat, boys, you're in trouble Aye, gonna need a little hope, boys, on the double; Aye, you muckin' with a G here, see, talk to me Or maybe listen to the man that barely dodged his own lobotomy”. Importantes son la profética: “Talk to me” , la apocalíptica : “Legend has it” y la galvánica: “Call Ticketron”, posiblemente las mejores canciones de una grabación en la que ningún minuto tiene desperdicio y en la que también colaboran Tunde Adebimpe de TV on the Radio , la cantante Joi y nuevamente BOOTS y Zach de la Rocha . 

 

RTJ se comportan menos como títeres de la izquierda que no saben perder, evitando otra narrativa “sobre-actuada” de la victimización de las minorías en EUA, para convertirse en juglares que musicalizan una problemática que involucra a toda una nación, que realmente pasa por una crisis social, económica y cultural, crisis de la que al parecer solo un repúblicano los podría sacar y que al cierre del mandato de Barack Obama ya toca fondo: “Hello from a Little Shop of Horrors, Ski mask like a Phantom of the Opera,Go cold like the land of Chicago, Child soldiers sprayin' the chopper, But you don't give a fuck, that's them though,’Til a peasant put a pistol in your window, You ain't really need that chain, You ain't really need that ring, You ain't really need them thangs… Niggas assed out, niggas po'd up, Politicians so corrupt, sold our black ass out, Really ain't color, my brother, Here in Cabbagetown they put they white-ass out, Truth been told, I'm out”. 

 

RTJ 3 es un álbum necesario en medio de la pataleta de entrega del trono y el largo éxodo que sufrirá la “corrección política” en el país norteamericano, un título que se alimenta de la zozobra por la llegada de Donald Trump al poder, personaje al que debemos agradecer éste y otros grandes discos porvenir en los próximos 4 (8) años. 

  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco